Actualidad

Últimas Noticias
Partido en San Mamés con silla de ruedas

Partido en San Mamés con silla de ruedas

Hace unos días estuve viendo un partido del Athletic con mi hijo, que quería ver un partido en directo y dónde mejor que en San Mamés pensé yo, nos toca cerca y siempre hay un ambientazo .

Estadio San Mamés

Quedamos con unos amigos de Bilbao para ver el partido y pasar el día juntos, pero poco antes de entrar al campo, nuestros amigos nos dijeron que no nos podían acompañar y que muy a su pesar, íbamos a tener que ir al partido solos.

Después del chasco inicial, el subidón del partido.

Llegamos a Bilbao pronto y dejamos el coche en una de las calles cercanas al campo, en una plaza reservada para PMR. No hay mucha zona de aparcamiento, por lo que tuve mucha suerte en encontrar aparcamiento tan cercano.

Ya cerca del campo, nos movimos sin problemas con silla de ruedas. Las aceras estaban rebajadas y no ofrecían ningún problema.

Para hacer tiempo, nos tomamos unos refrigerios y nos comimos unos bocatas para aguantar todo el partido, ya que el partido empezaba a las 2 de la tarde.

El hijo estaba todo emocionado y sus padres también, ya que era la primera vez para todos que entrábamos en San Mamés.

LAS ENTRADAS

Las entradas para personas con movilidad reducida hay que comprarlas presencialmente en el propio estadio, presentando el certificado de movilidad reducida y el DNI original. El club facilita entrada gratuita al acompañante si dicha persona cuenta con especificación en su tarjeta que precisa ayuda de una segunda persona.

https://sanmames.athletic-club.eus/blog/comprar-entradas-san-mames/

ENTRADA AL CAMPO

El acceso se realiza a directamente desde la calle, y donde yo estuve colocado se accedía por la zona donde está la tienda oficial del Atletic, sin ascensor ni nada, simplemente por un pasillo que da acceso al graderío.

Las personas con movilidad reducida ocupamos alguno de los sitios de la última fila del primer graderío, con nuestro acompañante al lado. Desde aquí se ve el partido fenomenal.

Hay un montón de plazas reservadas alrededor de todo el campo para personas con discapacidad, por lo que es muy difícil que se agoten.

El club, a través de su fundación, tiene un equipo de voluntarios que te acompaña en todo momento y te ayuda en lo que necesites. A mi me trataron fenomenal, era como sentirse dentro de una gran familia. Quiero darles las gracias por su atención, que fue magnífica .

https://athleticclubfundazioa.eus/proyectos-sociales/personas-movilidad-reducida-en-san-mames/

Muy cerca de nuestros lugares reservados están las zonas de bar, con barra adaptada para personas en silla de ruedas. Está todo pensado.

BAÑOS ADAPTADOS

Existen varias cabinas de aseos adaptados cerca de nuestras posiciones en el campo.

Estos baños son bastante cómodos, muy amplios y bien señalizados.

 

Como esperábamos, el ambiente fue impresionante. Se te ponen los pelos como escarpias cuando todo el público canta el himno del Athletic.

Además, el día estaba buenísimo, el Athletic ganó 3-0 y mi hijo se lo pasó fenomenal. Tanto que desde ese día dice que es del Athletic sin duda alguna, jajajajaja. Ahora va con su camiseta del Athletic por todos los sitios y todo orgulloso.

Vamos que fue un día perfecto, salvo por el hecho que no pudimos estar con nuestros amigos todo lo que hubiésemos querido.

Si quieres más información sobre la accesibilidad de San Mamés para ver un partido, lo puedes ver en el enlace.

DONDE DORMIR

Si además quieres aprovechar el viaje y quedarte a dormir en Bilbao, te recomendamos el hotel Mercure Jardines de Albia. Se encuentra bien situado y desde él puedes acercarte a ver el museo Guggenheim, dar un paseo por las 7 calles por el casco viejo, realizar compras o tomar algo por el centro de la villa.

Aquí puedes ver la accesibilidad del hotel Mercure Jardines de Albia.

Si quieres te puedes inspirar en el post “Fin de Semana en Bilbao con silla de ruedas” y coger más ideas para disfrutar un finde por Bilbao.

Post escrito por Kity.

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Ir al contenido